Entrar con mi mujer a un probador, es señal de pegar un buen polvo

Descripción Compartir Comentarios

Entrar con mi mujer a un probador, es señal de pegar un buen polvo. Esta zorra siempre que va a comprarse ropa (que no son pocas veces) pide a su marido que entre con ella al probador, así la cabrona puede hacerle una tremenda mamada y disfrutar con él de una buena follada. Le encanta a esta mujer de tetas operadas el riesgo a que les puedan pillar.

Categoria: Mamadas Etiquetas:

Comentarios

07:00 1.395 Hace 6 meses